Cuidá el ruido en tu oficina

blog-cuida-el-ruido

En la actualidad los entornos en las oficinas han cambiado y la importancia de la interacción y el trabajo en equipo ha ido ganando terreno en beneficio de la convivencia, la creatividad y los buenos resultados en las empresas; sin embargo, como todo cambio sustancial, este estilo de trabajo también ha demostrado tener ciertas consecuencias que deben ser corregidas si se quiere potenciar el talento real de los colaboradores; siendo el confort acústico posiblemente la situación más urgente de corregir.

Por confort acústico nos referimos a que el espacio donde se desarrolle el trabajo mantenga las características necesarias para promover la privacidad y tranquilidad y al mismo tiempo la interacción; y precisamente como parece que nos estamos refiriendo a factores opuestos es que se vuelve tan necesario que dentro de los diseños de los espacios de oficina se considere desde el inicio este tema.

Vamos a empezar definiendo de dónde puede venir el sonido, y como este podría convertirse en una fuente de ruido crítica, porque las posibilidades pueden ser muchas y la forma en la que afecte puede variar según la sensibilidad de quien escucha, afectando su salud y productividad.

El primero de los factores es el sonido ambiente del mismo edificio, como el aire acondicionado o el sonido de los carros en caso de estar cerca de alguna carretera, estos muchas veces al ser parte del ambiente no se pueden detener por la voluntad de los inquilinos del espacio, por lo que se necesitan técnicas adicionales para amortiguarlos.

La segunda fuente serían los equipos de oficina, como impresoras o teclados, dado que su uso puede generar ciertos sonidos que no son siempre bien recibidos, con la ventaja de que en el momento de la compra de los mismos se puede hacer la observación de que se requiere que sean silenciosos o que sean poco percibidos, mientras que la tercera fuente se refiere de forma directa a los seres humanos y sus interacciones, que aunque puede regirse por ciertas políticas de la empresa, tampoco pueden evitarse del todo por el bienestar del colaborador y de la empresa misma.

Importante destacar también que el ruido es uno de los factores que más pueden perjudicar a las personas que laboran en una oficina, con consecuencias tan obvias como la desconcentración y disminución de eficiencia, hasta alteraciones fisiológicas y psicológicas, y produciendo obviamente insatisfacción laboral.

Ahora bien, en este punto es donde el diseño de los espacios y la elección del mobiliario se convierten en factores claves para combatir este problema, por ejemplo uno de los factores claves es que desde el diseño se considere el puesto y las labores que cada uno de los presentes realiza y se tenga en cuenta la necesidad de concentración y de interacción que cada uno de ellos debería tener, por lo que desde el inicio el espacio se acondiciona para el tipo de tarea que se va a llevar a cabo.

Una vez que el diseño en sí está completado, la elección del mobiliario y de los elementos estructurales es de suma importancia, dado que los fabricantes de muebles en la actualidad se han preocupado por desarrollar equipo con los materiales y dimensiones correctas que ayuden a absorber sonido y de esta manera limitar las molestias, al igual que la elección de otros elementos como las alfombras.

Otro detalle dentro del diseño es contar con salas de reuniones que estén separadas de las áreas de trabajo para que no interrumpan, ya sean con panelería para espacios más formales o con un distanciamiento, si se refiere a las zonas de descanso.

Y, por último, otro detalle que puede ser beneficioso es la creación de espacios especiales, ya sea para conversar o para concentrarse; en el primero de los casos, incluir un pone booth dentro del diseño puede ser una buena idea si se trata de un equipo de trabajo que constantemente necesita comunicarse con el exterior, el cual también debe estar bien ubicado para el tema del transporte no afecte a quienes lo usan, mientras que salas de lectura y concentración ofrecen el servicio opuesto, espacios totalmente silenciosos para aquellos que necesitan realizar tareas que lo requieran.

Y entendiendo lo anterior, se vuelve totalmente relevante que los centros de trabajo sean conscientes de la acústica como un factor fundamental para el rendimiento y el bienestar de los colaboradores, por lo tanto, el acompañamiento de expertos puede ser fundamental para realizar acciones concretas y eficientes en beneficio de la productividad en los espacios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas recientes

Ir arriba